Abejas y Botánicos™

Explore nuestros productos de fragancia Bees & Botanicals™ elaborados con cera de abejas cosechada de forma sostenible. Todos nuestros productos de lujo sostenibles están inspirados en nuestros viajes y cuidadosamente elaborados por nuestros expertos perfumistas. Descubre aromas diseñados para convertirse en clásicos modernos atemporales. CRANBOURN® apoya la conservación de abejas y polinizadores, y todos nuestros productos están acreditados por B Corp y la Sociedad Vegetariana.

Atardecer en Ibiza™

Vela perfumada de lujo, 220 g, azul agua

mandarín | Nerolí | madera de cedro
Floral Cítrico Fresco
£48.00 200ml
£24.00 por 100ml

Atardecer en Ibiza™

Vela perfumada de lujo, 220 g, blanco tiza

mandarín | Nerolí | madera de cedro
Floral Cítrico Fresco
£48.00 200ml
£24.00 por 100ml

La evolución de las abejas

Las especies de abejas se encuentran en todo el mundo, con la excepción de la Antártida. Las abejas evolucionaron a partir de sus ancestros avispas depredadoras hace varios cientos de millones de años, reflejando la evolución de las plantas con flores. Comenzaron a alimentarse de polen a cambio de un servicio de polinización; aquí es donde comenzó la relación de interdependencia entre las abejas y las plantas.

La humilde abeja

Hay más de 20,000 especies de abejas, y la subespecie de abeja melífera (Apis), fácilmente reconocible, solo representa una pequeña proporción de las especies de abejas en general. La abeja más conocida es la abeja occidental (Apis mellifera), que ha sido domesticada desde principios de la civilización humana para la producción de miel y cera, así como para la polinización de cultivos. Las abejas son muy sociales y viven en grandes grupos familiares complejos y bien organizados, mientras que otras especies de abejas son solitarias.

Botánicos, abejas y polinización

La evolución de las plantas hace varios cientos de millones de años vio una gran cantidad de especies con flores, lo que brindó la oportunidad para que un grupo de avispas vegetarianas se convirtieran en abejas. En comparación con otros insectos, las abejas tienen una mayor proporción de receptores olfativos (olores). Esto les permite reconocer diferentes especies de plantas, comunicarse socialmente y reconocer a los miembros de su propia colmena.

La dieta de una abeja

La dieta de una abeja consiste en polen y néctar. Su actividad dentro de una flor los convierte en polinizadores particularmente efectivos y muy importantes tanto desde el punto de vista agrícola como económico desde una perspectiva humana. Una vez que una abeja ha identificado nuevas flores, regresará a su colmena con muestras de la nueva fuente botánica y compartirá su ubicación con la colonia.

Las abejas y la civilización humana

Desde los albores de la civilización, las abejas melíferas han demostrado ser muy útiles para proporcionar miel, cera y jalea real. Los primeros humanos eran cazadores-recolectores, y se habrían encontrado con nidos de abejas (colmenas) generalmente en árboles, que recolectaban.

Los dibujos rupestres y el arte de la Edad de Piedra documentan la relación entre humanos y abejas. La apicultura documentada más antigua (apicultura) fue en el Antiguo Egipto y Grecia con la construcción de colmenas, lo que permitió la construcción de colmenas y la domesticación de la abeja. Hoy en día, los apicultores de todo el mundo mantienen la abeja melífera occidental domesticada en colmenas con fines de polinización y producción de miel, cera y jalea real.

Cómo se forma la cera de abejas

La cera de abejas es una cera natural de alto valor producida por las abejas. La cera se convierte en escamas por las glándulas productoras de cera en el abdomen de las abejas obreras, que la desechan en la colmena. Luego, las abejas obreras de la colmena la recolectan y la usan para crear celdas para el almacenamiento de miel y la protección de las larvas dentro de la colmena.

Fabricación de velas y cera de abejas

La cera de abejas se ha utilizado desde la historia temprana para hacer velas. La cera de abejas se usa comúnmente como ingrediente en cosméticos, productos para la salud, pulidores (madera y cuero), lubricantes y como agente impermeabilizante.

Una de las características más singulares de la cera de abejas es su capacidad para purificar el aire. Las velas de cera de abeja emiten iones negativos cuando se queman. Estos iones negativos neutralizan los contaminantes en el aire, ayudando a eliminar el polvo, las esporas de moho y los olores desagradables que flotan alrededor. La cera de abejas es comestible, tiene una toxicidad igualmente insignificante y está aprobada para uso alimentario en la mayoría de los países, incluida la UE.

alimentando al mundo

Un artículo de la revista Forbes de 2019 comentó sobre el hecho de que la mayor parte de la polinización de cultivos a nivel mundial fue realizada por abejas.

“Cada temporada, la polinización de las abejas melíferas, las abejas nativas y las moscas genera miles de millones de dólares (EE. UU.) en valor económico. Entre $235 y $577 billones (US) de la producción mundial anual de alimentos depende de su contribución.'

La importancia de las abejas

En 2019, la abeja occidental se incluyó en la Lista Roja de la UICN, después de que numerosos estudios indicaran que la especie ha sufrido un declive significativo en toda Europa. Tanto las poblaciones de abejas silvestres como las domesticadas han sufrido por el uso de pesticidas, enfermedades, plagas y la pérdida del hábitat natural. La disminución de las abejas plantea preocupaciones sobre la biodiversidad, así como el riesgo de aumentos y escasez de los precios de los alimentos, a medida que disminuye la polinización de las abejas. El declive de las abejas ha significado que en algunas partes del mundo los agricultores se han visto obligados a recurrir a la polinización manual artificial, que es costosa y requiere mucha mano de obra.

En CRANBOURN®, nos apasiona apoyar a las abejas y otras especies polinizadoras, que son fundamentales para la salud de nuestros ecosistemas naturales.